Las investigaciones realizadas por el personal del Instituto del Mar del Perú (Imarpe) determinaron que la muerte de los 50 lobos marinos en la playa Bodegones, del distrito de San José, fue originada por envenenamiento de manera intencional.
 
Según el informe emitido por el Imarpe, los fallecimientos fueron originados por la ingesta de pescado contaminado con carbamatos, un plaguicida de uso común empleado habitualmente en la agricultura y como método de control de plagas originadas por roedores.

El informe indica, además, que los análisis toxicológicos de contenidos estomacales y riñones para la presencia de estos carbamatos dieron positivo, agregando que la sustancia en mención tiene un efecto neurotóxico en mamíferos y en dosis elevadas produce la muerte.

“En base al número de lobos marinos muertos, la localización de los varamientos, el hecho de que los restos presenten contenido estomacal abundante y semi digerido, además de la presencia de carbamatos, se concluye que los mamíferos fueron envenenados de manera intencional, mediante la ingesta de pescado envenenado en dosis letales” señala el informe.

Ante esos resultados, el Ministerio de la Producción consideró conveniente, que por tratarse de hechos que involucran a especies protegidas por el Imarpe, se inicien las acciones pertinentes ante el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental para que cumpla su labor de fiscalizar y tomar las medidas correspondientes ante los órganos pertinentes.

Lea más noticias de la región Lambayeque