Rosario Coronado

Gran malestar generó entre los usuarios de la región Lambayeque la paralización de 24 horas que acatan alrededor de 150 trabajadores de las distintas sucursales del Banco de la Nación, exigiendo la homologación de sueldos y recategorización, entre otros beneficios.

Desde temprano, el público optó por formar largas colas en los exteriores de los recintos, cuyas puertas no fueron abiertas.

“Estoy desde las 6 de la mañana y no puede ser posible que sumado a las deficiencias que existen en la atención, ahora la restrinjan”, manifestó el jubilado José Nizama.

Ante esta situación que se registra después de 16 años, según indicaron en forma hermética algunos servidores, el retiro de dinero se desarrolló por diferentes cajeros automáticos, pero los depósitos y trámites múltiples quedaron suspendidos.

Lea más noticias de la región Lambayeque