Rosario Coronado

El gerente de Recursos Naturales del Gobierno Regional de Lambayeque, William Mendoza Aurazo, dijo que pedirá que cuatro zonas de bosques secos sean declaradas como áreas de conservación regional por la Presidencia del Consejo de Ministros, las mismas que fueron identificadas hace poco, después de un estudio que realizara la Universidad Agraria de la Molina.

Se trata de los bosques secos de Batangrande en el distrito de Pítipo, con 28 mil hectáreas; Pan de Azúcar-Macuaco en Oyotún con 16 mil hectáreas; el corredor Pava-Aliblanca-Racalí-Ñaupe en Olmos con 36 mil hectáreas; y la reserva de Upaypiteq en el distrito de Cañaris con 18 mil hectáreas.

El funcionario dijo que elaborarán los expedientes para ser elevados al Servicio Nacional de Áreas Protegidas porque es prioridad que estas zonas se conserven, debido a que están expuestas a la depredación por parte de los pobladores que viven en sectores aledaños al ser ricas en flora y fauna.

Mendoza Aurazo manifestó que la elaboración demandará un costo de 200 mil soles y dijo que espera que el pedido sea declarado viable.

Lea más noticias de la región Lambayeque