Referencial (Percy Bereche)

De las 38 municipalidades de la región Lambayeque, sólo dos están trabajando para neutralizar la delincuencia organizada en sus jurisdicciones, y son las de Jayanca y Lambayeque, indicó la coordinadora regional de las Juntas Vecinales, Liliana Barrantes Piscoya.

La dirigente señaló que ante el incremento de la ola delictiva en las diferentes ciudades de la región, en especial en Chiclayo, Leonardo Ortiz y La Victoria, es necesario que los alcaldes como presidente de los comités de Seguridad Ciudadana, organicen a su población y actúen antes de que la situación empeore.

 “Las juntas vecinales prestan labor en forma voluntaria, en ellas solo existe la motivación de servir a la comunidad y velar por la seguridad de los ciudadanos, pero esta labor necesita del apoyo logístico del gobierno local con chalecos, silbatos, alarmas, varas, etc., sin embargo, hasta el momento las municipalidades no apoyan nuestra labor” indicó la dirigente.

Barrantes dijo que en toda la región solo hay 276 juntas vecinales activas, lo que demuestra una indiferencia, pues se calcula que en las tres provincias debe haber un mínimo de 700 organizaciones de este tipo, para que ayuden a la Policía Nacional, a luchar contra la delincuencia.

Lea más noticias de la región Lambayeque