Lambayeque: Viva de cerca la Feria del Niño Dios de Reyes de Mórrope

En el distrito de Mórrope hay una forma pecualiar de combinar la cultura con la tradción costumbrista en la feria al Niño Dios.
Henry Urpeque

En un pueblo caluroso de la región Lambayeque se vive de manera muy particular la fiesta del nacimiento del Niño Dios.

Ubicado a 32 kilómetros al norte de la ciudad de Chiclayo se encuentra el distrito de Mórrope, un pueblo lleno de tradición y costumbres ancestrales donde hace 83 años se celebra la Feria Religiosa del Niño Dios de Reyes.

Una feria que representa la escenificación de la adoración de los reyes magos al Niño Dios en su pesebre y que este año tiene un condimento especial, pues fue, nada  más y nada menos, incluida en el calendario turístico de Promperú.

Una fiesta que merece estar en el calendario Turístico

El primer mayordomo de la Hermandad del Niño Dios de Reyes, Segundo Zeña Coronado, nos cuenta que esta tradicional feria fue incorporada por primera vez en el calendario de fiestas atractivas, luego de seis meses de intensa lucha y gestiones realizadas ante Promperú por el área de Cultura del municipio.

“La lucha ha sido intensa pero ya hemos logrado que Mórrope se convierta en una ruta y destino que todos deben visitar en estas fechas”, indicó.

Contó que aunque esta festividad también se vive de forma muy tradicional en los distritos de Íllimo, Salas y Mochumí, cada pueblo tiene sus rasgos muy populares de celebración.

¿Como se vivirá la fiesta en esta Edición 2011?

Para la alegría de muchos fieles y citadinos en este año las actividades se extenderán por 8 días más de lo normal y esto con el objetivo de exponer lo más resaltante de las costumbres del pueblo morropano.

Todo empezará el 5 de enero con la quema de cohetes que anuncian la víspera del milagroso “Niño Dios de Reyes”, este mismo día la actividad estará acompañada de un concurso interregional de Danzas Folclóricas.

Para el día 6, fecha central, se realizará el recorrido procesional del Niño Dios, aquí harán su aparición las pastorcitas, serranitos y negritos, quienes al acorde de cuatro  tradicionales bandas bailarán junto a la Vaca Loca.

Este mismo día se realizará la escenificación donde los tres reyes magos son guiados por la estrella del oriente hacia el niño Jesús. Para el 7 se realizará la segunda escenificación con vistosos recorridos procesionales. Ya para el 8 hasta el 15 de enero se realizarán concursos gastronómicos, de baile, declamación y recitales entre otros hasta la bajada del nacimiento que se da en medio de vistosos castillos y fuegos artificiales.

Una mezcla de cultura, religión y tradición.

En Mórrope aún se conservan en algunos pobladores las facciones y rasgos físicos del antiguo poblador Mochica, incluso muchas de sus costumbres aún mantienen arraigo en algunos caseríos.

Combinar este rasgo étnico con la antigua costumbre católica de los reyes magos al visitar al Niño Dios en su pesebre a través de una escenificación agregarle danzas pictóricas y cánticos de pastores, representan una llama ardiente del folclore costeño. “Nuestra Feria del Niño despierta la fe en un Dios sencillo”, explica.

Una fiesta donde todos apoyan y celebran

Sin duda esta feria es una muestra de unión y organización. Todo empieza con un año de anticipación, cuando se elige al primer mayordomo luego de un riguroso proceso de selección.

Luego de ello se elabora el plan de actividades y se empieza la visita de los colaboradores que apoyarán con chicha, arroz, yonque, cohetes, llaveros, adornos, polos, cuadros y hasta limosnas que sirven para solventar cada una de las actividades.

Más de 20 pobladores en escena para dar realce a la feria

Para que la feria sea exitosa es necesario tener un reparto teatral idóneo y para ello se elegirá con tiempo a aquellos pobladores que representarán al rey Herodes, a los tres reyes magos, al rey Baltazar, a San José, la Virgen María, a la estrella reluciente, que es representada por un niño de 5 años, además de otros soldados y una gama de vestidores que se encargarán de acicalar a cada uno de los artistas con plumas, máscaras, vistosos atuendos y ramos de flores. Ellos previamente ya han ensayado por más de 3 meses sus actos y el discurso protagónico que tendrán.

Sin duda un lugar donde es posible que la cultura y la religión encuentran un agradable concilio.

Siga la estrella como lo hicieron los reyes magos y disfrute de la Feria el Niño Dios de Reyes en el cálido distrito de Mórrope.

Por: Henry Urpeque

Lea más noticias de la región Lambayeque