Las potencialidades de Piura se conocen caminando

Así lo demuestra Felipe Varela, conocido como El Chasqui, quien recorrió 250 kilómetros de la sierra piurana en 16 días.

La región Piura alberga un potencial turístico en cada una de sus localidades, en zonas que algunos pensamos son lejanas por encontrarse en la sierra del departamento; sin embargo, estos sectores son conocidos para Felipe Varela, denominado El Chasqui, al haber recorrido más de nueve mil kilómetros de caminos prehispánicos del Perú, Ecuador y Bolivia que son parte de la ruta Tahuantinsuyo.

El Chasqui nos cuenta que su labor no solo es descubrir las potencialidades de cada lugar que recorre a pie, sino llevar un mensaje de integración a lugares donde a veces no llega el impacto de los programas sociales del gobierno local, regional o nacional. Además, en cada lugar cuenta las experiencias vividas en otras zonas con la finalidad de que puedan desarrollar sus propios recursos.

El consultor en temas de turismo comunitario recorrió 250 kilómetros de la sierra de Piura a favor de impulsar la primera infancia, pues es el sector más vulnerable de la población y además busca potencializar los recursos naturales, culturales y nuevas oportunidades para esta parte de la región; resaltando por ejemplo, que las actividades de montaña se pueden unir con acciones educativas y deportivas en bien de las niñez y la juventud.

Varela de 46 años ha dedicado 25 años de su vida a recorrer los caminos pedestres del Perú. Afirma que conoce un 80 % del territorio nacional y se enorgullece de visitar cada camino, río, laguna, montaña y diversa geografía nacional pues solo así se pueden plantear proyectos viables de desarrollo para la integración.

El caminante nos cuenta que los pueblos siempre se han integrado caminando, por eso describe a los arrieros como personas solidarias que siempre saludan y te preguntan de dónde vienes y hacia dónde vas, pues en su camino es cotidiano toparse con niños, adultos y ancianos que caminan para llegar a su escuela, hogar y chacra.

Nos detalla que una de las experiencias más gratificantes fue la Gran Caminata por la Paz y la Solidaridad desarrollada en el 2005, donde se recorrieron 2350 kilómetros desde el centro arqueológico Aypate, ubicado en la provincia de Ayabaca (Piura) hasta el lago Titicaca en Desaguadero, frontera con Bolivia, hasta donde se llegó después de 118 días de caminar.

Esta actividad se realizó como una forma de apoyar a las víctimas del terrorismo vivido desde 1980 al 2000, por lo cual se le entregó junto a otros chasquis el Premio Nacional Derechos Humanos, organizado por la Mesa de Concertación para la Reconciliación Nacional y Defensoría del Pueblo.

Detalla que en la región Piura falta por desarrollar un corredor ecoturístico binacional que abarque desde Ayabaca por Perú hasta Loja en Ecuador, -en lo cual trabaja junto a unos amigos y profesionales-, lo que integraría a ambos países y dinamizaría las economías locales, puntualizó Varela.

Además, el desarrollo de este proyecto daría mucho que hablar de las potencialidades, pues según su descripción la sierra de Piura es “un lugar para vivir y vivir bien”.

Por: Lina Fiestas

Lea más noticias de la región Piura