Foto: Andina
El viceministro de Energía y Minas, Fernando Gala, condenó el ataque ocurrido  la madrugada del domingo al campamento minero de la empresa Río Blanco Copper S.A., en el distrito Carmen de la Frontera, Huancabamba, en Piura, a unos 1.100 km al norte de Lima, en el que murieron dos personas.

"Se produjo en momentos que la empresa no realiza ninguna actividad de exploración ni de explotación minera, sino realiza labores de rehabilitación y reforestación, controladas por OSINERGMIN", informó.

En ese sentido, reafirmó que actualmente la empresa no tiene ningún permiso del Ministerio de Energía Minas para realizar ninguna actividad de exploración ni explotación.

El viceministro invocó a la población de Carmen de la Frontera y toda la región Piura a rechazar este tipo de atentados que no concuerdan con la política del sector, que apuesta por el diálogo y respeto a las poblaciones y empresas donde se ubican los yacimientos mineros.

En el campamento, que resultó incendiado en gran parte, había 20 trabajadores que realizaban mediciones ambientales y trabajos de rehabilitación luego que las labores de exploración minera concluyeron a finales de 2006.