Rolando Gonz

Más de mil toneladas de basura, en su mayoría residuos minerales, industriales y de la construcción, retiró el Servicio de Gestión Ambiental de Trujillo (Segat) de la zona intangible del Complejo Arqueológico de Chan Chan.

Este trabajo se realizó con el apoyo de la empresa privada a lo largo de 15 kilómetros, entre el óvalo Huanchaco y La Marina.

El gerente del Segat, Kenny Heredia exigió a los municipios de Víctor Larco Y Huanchaco para que en coordinación con la Policía Ecológica, Ministerio Público y la Dirección de Cultura, intervengan y sancionen drásticamente a los camiones que depositan los desperdicios.

“Los residuos que hemos encontrado no tienen nada que ver con la competencia de los gobiernos locales que son los residuos comunes. Las autoridades deben ejercer una fiscalización y control a las empresas industriales y sancionar aquellas que están depositando sus residuos tóxicos a lo largo de vía, porque están contaminando la zona”, apuntó.

Lea más noticias de la región La Libertad