Henry Urpeque

Mientras muchos padres se confundirán con el abrazo efusivo de sus hijos y sus seres más queridos este tercer domingo de junio, habrá otros que cambiarán los regalos por el frío y la soledad de las calles. Este es el caso de Milton Moscoso Yashimura (47), un padre que dejó su empleo, vendió su casa, sus cosas y gastó todo el dinero que tenía para iniciar la titánica lucha de curar a su pequeña hija, Angie, de 3 años de edad, que padece de una rara enfermedad al cráneo.

Lo encontramos en una calle céntrica de la ciudad de Chiclayo, en la avenida Balta, mientras vendía rifas y celulares que le fueron donados por autoridades solidarias.

“Me imagino que muchos padres estarán celebrando su día como se debe, pero a mí me tocó estar ahora con el ser que más quiero: mi hija; ella necesita tratarse y por eso estoy aquí, dejé mi natal Amazonas, vendí todo; mi esposa me abandonó, pero la vida me está dando esta oportunidad de luchar por este angelito”, expresó.

La pequeña Angie sonríe, mientras nota nuestra esquiva presencia y los apuntes misteriosos de nuestra libreta. La gente se acerca y le deja unas monedas en son de solidaridad, sin embargo ella no entiende nada de lo que sucede a su alrededor y solo musita una alegre frase “Papi que pasa”. El hombre se viste de fuerza e ingenio y le dice: “Nos han venido a saludar por el día del Padre hija”, las risas y las lágrimas de los curiosos no se hacen esperar.

Miltón de mirada triste y con una afección a la pierna que le impide trabajar nos cuenta que cada fin de mes su pequeña es tratada en la ciudad de Lima, pero para su trasladado y tratamiento el gasto le demanda más de S/. 400.00. “Mi tío era exalcalde de Chongoyape, pero ya murió, ahora no tengo a nadie. Acá alquilo un cuarto, por eso estoy tocando las puertas de muchas personas que me deseen ayudar. Quiero mucho a mi hija. Cuando uno es padre hace todo lo que sea por ver correr a su hijos como otros niños: daría mi vida por ella, por eso estoy aquí”, expresa mientras se deslizan lágrimas por sus mejillas.

La pequeña Angie cumplirá este 23 de junio 4 añitos, pero la pasará en las calles junto a su padre, la celulitis pre septal y craneosineostosis (enfermedad congénita que altera las suturas que separan los huesos del cráneo) que le detectaron le permite sonreír, pero sufre algunas recaídas, que la postran en cama.

Usted puede brondar apoyo a este padre comunicándose al 995807693. Una niña que quiere vivir y un padre que quiere seguir sacando adelante a sus hijos se lo agradecerá.

Lea más noticias de la región Lambayeque