La ministra de la Mujer, Aída García Naranjo, negó que el Programa Nacional de Asistencia Alimentaria (Pronaa) tenga algún tipo de responsabilidad en la intoxicación masiva de niños en Cajamarca por consumir alimentos que envía esta institución a zonas de pobreza.

En diálogo con RPP Noticias, sostuvo que la causa del envenenamiento de los menores, tras lo cual tres de ellos fallecieron, es la inadecuada manipulación de los alimentos, ya que al parecer fueron mezclados accidentalmente con un pesticida por una de las madres que prepara la comida.

García dijo que el Pronaa entregó productos de calidad y en óptimas condiciones.

“Esta situación no se está produciendo a partir de la entrega de alimentos, esto se debe a un problema de la manipulación de alimentos que fueron entregados en óptimas condiciones”, reiteró.

Dijo que el lote de alimentos, que se repartió a la Institución Educativa N°82311 en el caserío Redondo, distrito de Cachachi, provincia de Cajabamba, se ha estado consumiendo desde el 26 de agosto sin problema alguno.

Sin embargo, dijo que ha pedido al Ministerio Público y a otras instituciones ajenas al Mimdes que investiguen la masiva intoxicación para esclarecer los hechos y deslindar responsabilidades.

Consideró que es necesario capacitar a las madres que preparan los alimentos del Pronaa.

Asimismo, instalar en breve el Servicio Móvil de Emergencia Ambulatoria (SAMU) en zonas donde no hay postas médicas para la atención rápida de pacientes cuando se presenten casos similares.