El ministro de Justicia, Gustavo Adrianzén, visitó el penal de Chiclayo y comprobó que este se encuentra hacinado en más del 300 %, tanto los pabellones de mujeres como los de hombres.

Adrianzén, acompañado de las autoridades del establecimiento penitenciario, recorrió cada uno de los pabellones de reos comunes y máxima seguridad y escuchó el clamor de los reos por la ampliación urgente del centro de reclusión.

“El hacinamiento es nuestro peor enemigo, estamos tratando de conseguir el presupuesto para la ampliación, pero necesitamos los permisos de las autoridades, hacemos una invocación a las autoridades porque el tema de la seguridad es responsabilidad de todos”, indicó el titular de la cartera de justicia.

Precisó que en el pabellón de varones se encuentran más de 3 mil reos, cuando fue construido para 900 y en el pabellón de mujeres 140 internas, cuando fue creado solo para 50 presas, situación que genera un clima poco favorable para la convivencia de los internos.

“Recordemos que estamos ocupando solo once de 18 hectáreas, por eso queremos ampliar dentro de nuestro espacio, esto es posible”, agregó.

Gustavo Adrianzén llegó también para dialogar con los abogados de la Defensoría Pública de oficio de Lambayeque, a quienes felicitó por el trabajo que vienen realizando con las víctimas.

Lea más noticias de la región Lambayeque