Organizaciones de minorías sexuales de Latinoamérica abogaron en Lima por crear una alianza regional, a modo de conclusión del 'Encuentro de lesbianas, bisexuales y transexuales (LBT)', que se cerró en Lima.

La cita tuvo como objetivo analizar la situación de estas minorías en Latinoamérica y encontrar puntos comunes que permitan crear agendas y estrategias conjuntas.

'Sería muy pretencioso decir que ya tenemos un movimiento común, pero a partir de este debate que se ha abierto podemos decir que estamos caminando en reconocer que tenemos mucho por lo qué luchar juntas, dentro de nuestra diversidad', explicó la coordinadora del encuentro, la peruana Gladys Galarreta.

La activista remarcó que los LBT tienen un enemigo común: el sistema que los oprime, 'por lo que es también necesario hacer un frente común'.

Galarreta destacó la necesidad de 'encontrar rutas' que les permitan acceder 'a las políticas públicas', para así introducirse en los diferentes procesos de cambio que se están dando en América Latina.

Para ello, señaló, las agrupaciones de LBT deben acercarse e integrarse en los distintos procesos sociales que se activan en la región, como por ejemplo el movimiento indígena.

En las conclusiones del encuentro las agrupaciones señalan los avances en el terreno legislativo, como por ejemplo el reconocimiento en las nuevas constituciones de Bolivia y Ecuador del derecho a la libre orientación sexual.

Sin embargo, también se indica que estas normas no se aplican de modo correcto, debido a lo arraigado de ciertos prejuicios en la sociedad latinoamericana.

'Hay un avance normativo y legal', afirmó Galarrea, 'pero, sin embargo, también entendemos que hay unas formas en el imaginario que no permiten que eso se plasme en una democracia real', precisó.

Para Bellisa Pérez, otra de las participantes peruanas en el encuentro internacional, 'la población se ha vuelto un poco más sensible, pero las instituciones siguen muy cerradas'.

'Lo que sí se ha avanzado es la visibilidad de los problemas. Ya organizaciones de derechos humanos toman en cuenta nuestra problemática, los derechos de las poblaciones de lesbiana, gays, transexuales', añadió la representante peruana de la Organización Internacional de Gays y Lesbianas (ILGA, por su sigla en inglés).

Galarreta enfatizó, por su parte, que un punto fundamental en la lucha por el reconocimiento de estos derechos es la necesidad de crear una plataforma común de los LBT en toda Latinoamérica.

'Divididas es poco lo que podemos impactar', aseguró Galarreta.

-EFE