La muerte masiva de especies de fauna marina en el litoral de Lambayeque, fenómeno aún no explicado por Imarpe, alejó en más de un 40 % la presencia de bañistas en las playas del norte lambayecano.

El alcalde del distrito de Puerto Eten, Jaime Contreras Rivas, corroboró la versión de algunos pescadores artesanales que reportan diariamente un delfín muerto, pero resaltó que este problema no ha sido explicado por las autoridades competentes.

“Estamos muy preocupados por esto, no es posible que Imarpe no tenga los reactivos necesarios para explicar este fenómeno. El mar está enfermo y todos los días al menos vemos un delfín muerto en las playas, necesitamos que alguien diga algo sobre esto”, indicó.

La autoridad edil lamentó que esto también haya afectado la presencia de bañistas en el concurrido puerto, por los enormes peligros de contaminación.

“Hemos recogido hace poco más de 80 toneladas de malaguas que contaminaron el mar, la gente ya no quiere venir a la playa por temor y eso nos afecta, creemos que lo veraneantes se han alejado en un 40 %”, añadió.

Contreras Rivas dijo que los que por ahora están pagando directamente las consecuencias son los pescadores artesanales que deben suspender muchas veces sus faenas por esta mortandad masiva de especies.

Lea más noticias de la región Lambayeque.