| Fuente: EFE

Escucha el canal de podcast de Las cosas como son en RPP Player.

Mañana sabremos si el Congreso ha sacado lecciones del rechazo de la confianza al gabinete Cateriano. El presidente Vizcarra ha nombrado un nuevo primer ministro y ha exhortado a voltear la página de lo sucedido para hacer frente en común a los graves desafíos que estamos viviendo: el número más elevado de muertos desde que se proclamó el estado de emergencia y las dificultades para relanzar nuestra economía.

A esas dos arduas tareas se añade ahora el mantenimiento de la paz social, cuyo quebrantamiento ha producido en Loreto enfrentamientos con la policía y la pérdida de vidas humanas. La vida de cada persona cuenta. Por eso es penoso constatar muertes que son producto de la incapacidad de concertar, cuando cientos mueren cada día a causa de un virus. La presencia de un fiscal permitirá establecer responsabilidades y evitar que se juegue con la vida de nativos que tienen derecho a conocer la verdad de lo que sucede en su región.

El ministro de Cultura explicó anoche en RPP desde el lugar que los hechos, que el gobierno hará lo posible para garantizar la única manera de resolver los conflictos sociales: a través del diálogo. Resulta inquietante que apenas superado el conflicto en la provincia cusqueña de Espinar, se produzca un nuevo caso de violencia en torno a otra actividad extractiva: el traslado de petróleo desde la selva hasta la costa. 

Mañana será el turno de Walter Martos para solicitar la confianza en un gabinete con cuatro ministros nuevos. Martos ha adelantado que su exposición de política general estará centrada en torno a la Salud que no ha dejado de degradarse durante los últimos días. La ministra Pilar Mazzetti ha reiterado que el número total de muertos puede bordear la cifra de 47,000, aunque muchos de ellos hayan fallecido sin un diagnóstico oficial y en consecuencia no entren en la cifra oficial de muertos por la infección producida por el coronavirus.

Aunque Mazzetti preconiza cambiar la estrategia para priorizar la atención en los centros locales de salud, afirma también que la evolución de la curva epidemiológica depende del comportamiento de nosotros, los ciudadanos. En ese sentido es una pésima señal la conducta de supuestos hinchas de la U, que al término de un partido de fútbol violaron todos los protocolos sanitarios y produjeron aglomeraciones, manchando las mejores tradiciones de un club que desde 1924 nos ha aportado orgullo y satisfacciones. Las autoridades deportivas han tenido que suspender el campeonato de fútbol profesional.

El voto de los Congresistas permitirá también comprender qué los motivó a denegar su confianza el martes pasado. ¿Será verdad, como algunos voceros han tratado de sostener, que el voto no tuvo nada que ver con la permanencia del ministro Martín Benavides y el no licenciamiento de universidades privadas, en particular las que son propiedad de José Luna Gálvez, fundador del partido PODEMOS? Tampoco sabemos qué actitud prevalecerá respecto a las exhortaciones para no destruir nuestro sistema de jubilaciones.

Hay una reforma en marcha, de la misma manera que es inminente la distribución de un nuevo bono que aliviará la pérdida de poder adquisitivo de 8 millones de peruanos. El retiro de fondos que son solidarios e intangibles ha motivado desde ya la protesta de Asociaciones de Jubilados, que no quieren correr riesgos en un momento en el que muchos de ellos no tienen más ingresos que lo que corresponde a sus cotizaciones a la ONP durante toda una vida. El populismo es por definición la acción política en busca del aplauso fácil. A propósito de la ONP veremos cuánta visión de Estado mostrarán los partidos para no ceder a la facilidad y a la presión del cortoplacismo.

Las cosas como son