El paro de 24 horas promovido por autoridades y dirigentes regionales de Cajamarca contra el proyecto minero Conga fue acatado parcialmente en esa ciudad del norte del país, que volvió a la normalidad después de una marcha.

Las actividades comerciales y el tránsito público en Cajamarca se reanudaron el miércoles por la tarde, según informó el enviado especial de RPP Noticias.

El presidente del comité de turismo de la Cámara de Comercio de Cajamarca, Luis Reyna, aseguró que la mayoría de la población cajamarquina acudió a sus centros de trabajo y no acató la medida de protesta, no obstante las clases escolares se vieron afectadas.

En otras regiones del país se presentaron movilizaciones y hasta lavados de bandera en apoyo a los opositores de Conga.

PROYECTO CONGA "NACIÓ MUERTO"

El presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, dirigió un mitin en la plaza principal donde afirmó que el peritaje al proyecto aurífero de Conga "nació muerto" porque ha sido impuesto por el Gobierno que, en su opinión, tiene una posición parcializada con la empresa Yanacocha, a cargo de la concesión.

Además, Santos se quejó de la "militarización" en Cajamarca ante el refuerzo de personal militar dispuesto por el Ejecutivo en varias provincias de esa región, frente a la proximidad de la divulgación del peritaje.

La marcha encabezada por Santos y los dirigentes del Frente de Defensa Ambiental congregó en Cajamarca a cientos de campesinos de las provincias de Celendín y Bambamarca, además de gremios de trabajadores.

BLOQUEOS Y TOMA DE UNIVERSIDAD

El corresponsal de RPP Noticias informó que unos 200 ronderos colocaron piedras y palos en la carretera Fernando Belaúnde Terry, a la altura del centro poblado Chiple, en la provincia de Jaén.

Según versiones policiales, el nororiente y la costa peruana estuvo incomunicada por esta medida de lucha que emprendieron los ronderos de Jaén y Cutervo, pero rápidamente el tránsito fue restablecido.

Asimismo, estudiantes y profesores de la Universidad Nacional de Cajamarca tomaron el local de ese centro de estudios en apoyo al paro regional.

Los manifestantes se oponen al inicio del proyecto Conga porque consideran que causará daños irreversibles a las reservas de agua de la zona, al contemplar el drenado de cuatro lagunas en cabeceras de cuenca, dos para la explotación de oro y el resto para el almacenamiento de desechos mineros (relaves).

"PERITAJE JUSTIFICA A CONGA"

Para el presidente del también Frente de Defensa Ambiental, Wilfredo Saavedra, el Gobierno pretende justificar el proyecto aurífero con el informe de los tres peritos que han contratado, dos españoles y un portugués, sin tomar en cuenta datos de organizaciones sociales y autoridades locales.

"(Los peritos) no están revisando desde un enfoque ecosistémico (sic) o de cuenca la viabilidad de este proyecto. Lo que están realizando los peritos es para justificar, desde el punto de vista técnico, la disminución de la mitigación en relación a las futuras actividades que se van a realizar en esta jurisdicción", afirmó Saavedra a RPP Noticias.

Por la tarde, Gregorio Santos denunció en conferencia de prensa que la empresa Yanacocha haya financiado los viáticos de los agentes al mostrar una fotografía en la que se aprecia a tres policías subidos en la tolva de una camioneta de propiedad de la minera.

Asimismo, Santos anunció que el próximo 15 de abril se reunirá con sus pares de Áncash, Junín y Apurímac para proponer el cambio de la actual Constitución, con la finalidad de tener mayores atribuciones de decisión en grandes proyectos mineros. 

Los pobladores de Cajamarca que se oponen al proyecto Conga protagonizaron a fines del año pasado una huelga prolongada que terminó con la declaración del estado de emergencia en cuatro provincias y una marcha de protesta que llegó a Lima.

La minera Yanacocha, la primera explotadora de oro de Sudamérica, planea desarrollar la mina Conga con una inversión de 4.800 millones de dólares.