Referencial

Instituciones educativas cerradas, centros de salud desabastecidos e infraestructuras de comisarias deterioradas, constató el personal de la Defensoría del Pueblo de Piura, durante las supervisiones realizadas en el distrito de Carmen de la Frontera y Sondorillo, en la provincia de Huancabamba.

Colegios como el 14889 del caserío de Cascapampa (Sondorillo) y 204 de Huancabamba, se encontraban cerrados, mientras los representantes de la Unidad de Gestión Educativa Local, indicaron que no existía autorización para la suspensión de clases.

En la supervisión también se verificó el desabastecimiento de medicamentos e insumos en el establecimiento de Salud I-2 Ulpamache, en Sondorillo y en el establecimiento de Salud I-2 Juzgara, en Huancabamba, así como escasez de personal que no les permite desarrollar adecuadamente las funciones.

Además se constató una inadecuada infraestructura de la Comisaría de Sapalache, en Carmen de la Frontera, donde actualmente el local que utilizan es de propiedad de la comuna local.

Lea más noticias de la región Piura