La cruzada contra la inseguridad ciudadana de RPP Noticias llego hoy hasta el distrito Veintiséis de Octubre, el último de los creados en la provincia de Piura, en donde el 90.3

% de su población se encuentra habitando en asentamientos humanos, muchos de ellos, considerados ‘zonas rojas’, vulnerables y de alto riesgo ante la accionar delincuencial.

La población manifestó a nuestros reporteros que los arrebatos de carteras celulares y objetos de valor, son la principal problemática y que incluso alumnos de colegios e institutos se convierten en víctimas constantes de este tipo de delincuentes.

En el sector Santa Rosa se indicó que pese al constante patrullaje policial y de serenazgo, los delincuentes operan, muchos de ellos a bordo de motocicletas y de mototaxis cuya modalidad más denunciada es el robo bajo la modalidad de ‘La Arañita’.

Pero existen otros sectores igual de vulnerables como el asentamiento Nueva Esperanza, Amotape, San Martín, Santa Julia, Las Dalias, Nuevo Amanecer, entre otras, en donde es recurrente los operativos en contra la micro comercialización de drogas y otros delitos.

El alcalde del distrito, Práxedes Llacsahuanga, reconoció que una de las problemáticas más álgidas es el de la inseguridad pero aseguró que se realizan los esfuerzos necesarios para darle protección a la población y dijo que trabajan además para que el distrito sea seguro y atractivo a los inversionistas.

“Somos nuevos en creación y tenemos escasez presupuestarias pero la seguridad la priorizamos. Ahora son 70 los serenos que aportamos en bien de la seguridad. Nos dieron cuatro camionetas ya usadas, dos se malograron tan pronto llegaron y dos están operativas patrullando la jurisdicción”, informó.

El alcalde del Veintiséis de Octubre tras atender la cruzada de RPP Noticias asumió el compromiso de fortalecer el sistema de serenazgo incrementando a 100 los agentes para la quincena de setiembre y comenzar ya a gestionar 4 camionetas más para seguridad y fortalecer el patrullaje integrado.

En tanto, en la comisaría de San Martín nadie quiso pronunciarse y cuando al fin hallamos al comisario sectorial, comandante Carlos Ato Morales, se negó a brindarnos declaraciones señalando que el tema de personal y logística policial es confidencial y que tendría que solicitar permiso para pronunciarse, lo que sí reconoció fue la abundancia de zonas rojas y críticas en materia de inseguridad.

Lea más noticias de la región Piura