Foto: Andina
El presidente de la República, Alan García, deberá rendir el próximo 19 de enero una declaración preventiva en calidad de agraviado dentro de proceso seguido a un grupo de marinos y civiles por presuntas acciones de espionaje a través de la empresa Bussines Track.

Así lo dispuso la jueza María Martínez al incluir al presidente como parte agraviada dentro de la investigación judicial seguida a dichas personas por los presuntos delitos de interceptación ilegal de las comunicaciones, violación a la correspondencia y asociación ilícita para delinquir.

La titular del 34 Juzgado Penal de Lima adopto esta medida debido a la gran cantidad de correos electrónicos pertenecientes al mandatario que fueron encontrados durante la revisión del material informativo incautado los marinos Elías Ponce y Jesús Ojeda, procesados en este caso.

Se prevé que diligencia de carácter reservado se pueda llevar a cabo en la sede de Palacio de Gobierno.