Carmen Huam

El procurador anticorrupción de la provincia del Santa, Ríchard Asamat Urcia, calificó de positiva la intervención de los representantes de diferentes instituciones del Gobierno Central a la región Áncash  y precisó que ya era hora que se haga algo contra la corrupción.

Sin embargo, lamentó que las autoridades hayan decidido venir a Chimbote después del asesinato del exconsejero regional, Ezequiel Nolasco Campos.

"Ojalá que se investigue los presuntos hechos de corrupción en el Gobierno Regional y la Contraloría se pronuncie. Recordemos que la obra de la avenida Pardo fue intervenida por esta institución, pero nunca se pronunció”, sostuvo.

Detalló que la mayoría de denuncias que ha recibido su despacho contra funcionarios del Gobierno Regional son por los presuntos delitos de colusión, peculado y malversación de fondos, los cuales se reflejan en obras sobrevaloradas, expedientes técnicos y licitaciones dirigidas, precisó.

Añadió que todos estos casos ya han sido enviadas a Lima.

Asmat también reiteró que teme por su vida y dijo que desde hace un año ha solicitado resguardo policial, pero aún no se lo han dado. “Seguiré trabajando a puerta cerrada”, manifestó.

Como se sabe, el próximo 7 de abril los representantes de las principales instituciones del Gobierno Central realizarán una audiencia pública en nuestra ciudad debido a las denuncias de sicariato y presuntos actos de corrupción en el Gobierno Regional de Áncash.

Lea más noticias de la región Áncash