Pucallpa: estibadores atacan comisaría de Yarinacocha

Según indican, los pobladores atacaron la comisaría puesto que efectivos del orden dispararon contra tres detenidos.
RPP/Pablo Pezo

Un enfrentamiento entre estibadores y efectivos de la policía se reportó en la comisaría de Yarinacocha, provincia de Coronel Portillo (región Ucayali).

El hecho se produjo cuando unos 200 estibadores fueron a esta dependencia policial a fin de reclamar por una intervención a un carro de extractores madereros en el asentamiento humano La Paz, donde, según uno de los intervenidos, los policías le solicitaron una coima, lo cual no fue aceptado por los intervenidos, lo que ocasionó que fueran heridos por los efectivos.

Luego que los heridos (una mujer y dos varones) fueran derivados al hospital amazónico de Yarinacocha, los estibadores se dirigieron a la dependencia policial donde con piedras y palos rompieron los vidrios de las ventanas y puertas, lo que ocasionó el cierre de ésta.

El dirigente maderero, Charles Escudero manifestó que este hecho es insólito, y que esto se presenta por culpa del Estado que no aprueba la reglamentación y el cese represivo de la comisión multisectorial de lucha contra la tala ilegal.  "El sector forestal en la región se está declarando en estado de emergencia, por lo que vamos a coordinar con las regiones de Madre de Dios y Loreto a fin de exigir inclusión social", refirió a RPP Noticias.

Por su parte, el comandante Luis Ángel Santo Villar, jefe de la comisaría de Yarinacocha, confirmó que hay tres personas heridas por lo que solicitó a la población a que se apacigüen ante esta situación. "Las lunas (de las ventanas) están rotas, los efectivos se encuentran adentro, pero agradezco la comprensión de los estibadores que están a disposición", expresó.

Manifestantes fueron replegados

Luego de unos minutos de presentarse este hecho, un total de 200 efectivos policiales que se encontraban en la carretera a Yarinacocha, iniciaron el repliegue de los manifestantes realizando disparos al aire y utilizando bombas lacrimógenas. Los manifestantes por su parte no hicieron caso a ello y lanzaron piedras y palos a fin de enfrentarlos.

Se supo que hubo tres detenidos, de quienes se logró la liberación de dos de ellos, sin embargo el restante fue retenido por órdenes del comando policial.

Lea más noticias de la región Ucayali