El médico Román Canaza Apaza continúa detenido en la carceleta del Poder Judicial de la provincia puneña de San Román tras haber sido denunciado por cobrar S/.500 por una cesárea en el hospital Carlos Monge Medrano de Juliaca.

El dinero le fue solicitado Wili Mamani Calsina, esposo de Esmeralda Oblitas Calsín, quien luego de entregarle S/.250 al galeno, este le dijo que deje el resto del dinero a su secretaria.

Al no poder conseguir lo restante se constituyó  al Ministerio Público a denunciar el caso y tras pactar un encuentro con el médico en pleno centro de Juliaca hizo el pago respectivo.

En ese instante hicieron su aparición personal del Ministerio Público y encontraron en sus bolsillos los billetes que fueron constatados con fotocopias.

Román Canaza Apaza es acusado de cohecho y su situación jurídica recién se determinará este jueves en el Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria de Juliaca.

Lea más noticas de la región Puno