Referencial

El secretario técnico de Defensa Civil de la provincia de San Pedro de Moho, región Puno, Rivelino Cahuana Quispe, informó que 954 familias han resultado damnificadas tras la intensa granizada que cae desde el pasado 29 de enero.

Son once las comunidades campesinas afectadas y 125 las viviendas del centro poblado de Ninantaya dañadas.

La granizada, que llega a unos diez centímetros de altura, ha cubierto todos los pastizales y sembríos de pan llevar; mientras que los rosales de diferentes colores también se han visto perjudicados.

“Los daños son cuantiosos por lo que demandamos la urgente asistencia del gobierno regional”, dijo Cahuana Quispe.

Lea más noticias de la región Puno