RPP/Referencial

Uno de los osos de anteojos que vivía en cautiverio desde el 2006 en el parque del niño de Sandía (región Puno) falleció producto de una neumonía, así lo informó el miembro del comité del parque Nacional Bahuaja Sonene, Germán Bustinza.

Precisó que este oso, cuya especie está en peligro de extinción, estaba enfermo desde hace 15 días, y no recibió el tratamiento adecuado.

Los lugareños piden que el Instituto de Recursos Naturales (INRENA) y la Municipalidad Provincial de Sandia se hagan responsables  de la muerte del animal, ya que éste necesitaba un tratamiento especial y solo estaba cargo de la cuidadora del parque, Alicia Paco y un veterinario de la comunidad.

Los resultados de la necropsia se mantendrán en reserva; no obstante, culpan a la municipalidad porque desde hace un mes habrían solicitado una mejor atención para el animal.

De otro lado, Bustinza invocó al gobierno central a tomar acciones ante el incremento de producción de coca en San Pedro de Putina Punco por gente de Ayacucho, Huánuco y Andahuaylas que atentan contra el parque nacional, hecho que ya denunciaron las rondas campesinas.

Mencionó también que de acuerdo a la denuncia de los ronderos del distrito de Alto Inambari, la policía estaría permitiendo el ingreso de maquinaria para actividades de la minería ilegal, por lo que exigen la intervención de la fiscalía del medioambiente.

Lea más noticias de la región Puno