David Mamani

Un reo del penal de Juliaca (Puno) identificado como Juan Pajonero Seferino, de 33 años, acusado por homicidio calificado, se cosió su boca porque no acepta la sentencia de 25 años de pena privativa de libertad dictada en su contra.

El recluso inició la medida de protesta desde hace 8 días informó Wilfredo Pacho Chicane, director regional del Instituto Nacional Penitenciario de Puno, quien ordenó el traslado hacia el hospital Carlos Monge Medrano de la ciudad de Juliaca.

El presidiario natural de la ciudad de Huánuco,  desde el mes de abril realiza diversas protestas que en el centro penitenciario, aduciendo que “no tiene miedo a morir”, dijo Pacho Chicane.

De continuar con la medida, el interno sería trasladado hacia el penal de Challapalca, porque su actuar es considerado como una falta grave.

Lea más noticias de la región Puno