Si tocamos una superficie contaminada con el virus del actual COVID-19 y luego nos tocamos los ojos, nariz o boca, estaremos infectando nuestro organismo. | Fuente: Shutterstock

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que una de las mejores herramientas que tenemos para evitar el contagio del coronavirus COVID-19, es un correcto lavado de manos. Para hacerlo, no basta con emplear solo agua, sino que es esencial incluir jabón.

Hay que tener en cuenta que los virus causantes de enfermedades infecciosas se trasmiten de diversas formas: por contacto directo, por inhalación de gotitas con gérmenes cuando una persona enferma estornuda o tose, así como por ingestión de líquidos o comidas contaminadas por microbios.

De igual forma, si tocamos una superficie contaminada con el virus del actual COVID-19 y luego nos tocamos los ojos, nariz o boca, estaremos infectando nuestro organismo. Para evitarlo, es esencial lavarnos frecuentemente las manos con agua y jabón por un tiempo mínimo de 30 segundos.

¿Qué enfermedades se evitan?

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), esta acción tan simple con agua y jabón ayuda a prevenir enfermedades diarreicas, infecciones respiratorias como el resfriado o la influenza (gripe) y el coronavirus COVID-19, e incluso puede ayudar a prevenir infecciones en la piel y los ojos.

Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), diariamente mueren en el mundo 1 400 niños debido a enfermedades diarreicas, causadas por la falta de agua potable, saneamiento e higiene. Asimismo, la organización reveló que las enfermedades diarreicas, que cobran al año 600 000 vidas, son las que principalmente causan la muerte de niños menores de cinco años. 

Lavarse las manos con agua y jabón ayuda a prevenir enfermedades diarreicas, infecciones respiratorias, de piel y de ojos. | Fuente: Shutterstock

¿Por qué es tan importante para prevenir enfermedades?

De acuerdo con los CDC, lavarse las manos ayuda a prevenir infecciones por tres razones principales:

1) Las personas suelen tocarse los ojos, la nariz y la boca cientos de veces al día sin darse cuenta, y de ese modo, introducen microbios en el cuerpo.

2) Los microbios de las manos que no se lavaron pueden llegar a los alimentos y a las bebidas cuando las personas los preparan o los consumen.

3) Los microbios de las manos sin lavar pueden transferirse a otros objetos, como las manijas de las puertas, las mesas o los juguetes y, luego, llegar a las manos de otra persona.

Recuerda que, si no tienes agua y jabón a la mano, puedes emplear alcohol en gel como medida temporal, pues funciona como alternativa al lavado de manos. Este debe tener más de 60% de alcohol.

Tú también únete a la campaña “Lávate las manos: defiéndete de las enfermedades” de Instant Clean y RPP y evitemos juntos la propagación del coronavirus COVID-19 en el Perú.

¿Qué opinas?