En alianza con:

¡Reduzcamos el contagio de coronavirus! Lavarte las manos podría salvar tu vida

El nuevo coronavirus COVID-19 se puede propagar al inhalar gotas expulsadas por personas infectadas o al tocar superficies contaminadas. El lavado de manos es una herramienta potente para detener el contagio.

Para evitar el contagio del COVID-19 es muy importante lavarse frecuentemente las manos por al menos 20 segundos empleando agua y jabón. | Fuente: Shutterstock

El nuevo coronavirus COVID-19 ha generado un estado de alerta alrededor del mundo y el Perú no es ajeno a esta realidad. La Organización Mundial de la Salud ha informado que es esencial seguir las disposiciones de las autoridades sanitarias, así como mantener una adecuada higiene personal, haciendo énfasis en el lavado y desinfección correcta de manos y de superficies.

Algunas de las medidas preventivas incluyen mantener un metro de distancia de personas que tosen o estornudan, así como cubrirse con el antebrazo al toser o estornudar y evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.

Lavado de manos evita la propagación del coronavirus COVID-19

Recordemos que el nuevo coronavirus COVID-19 se puede propagar de dos formas. Por un lado, al aspirar las gotas expulsadas por una persona infectada cuando tose, estornuda o exhala. Por otro lado, también se puede contagiar cuando una persona sana toca con las manos las superficies contaminadas con estas gotas y luego se toca los ojos, nariz o boca.

Por esta razón, es de vital importancia lavarse frecuentemente y de forma correcta las manos por al menos 20 segundos empleando agua y jabón. Aunque es un método simple, es una medida de prevención muy potente para prevenir el contagio.

¿Cuándo lavarnos las manos?

De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), para prevenir el COVID-19, debemos lavarnos las manos en las siguientes ocasiones:

- Después de sonarnos la nariz, toser o estornudar.

- Después de visitar un espacio público, como transportes y mercados.

- Después de tocar superficies fuera de tu hogar, por ejemplo, dinero.

- Antes y después de cuidar a una persona enferma y también mientras la estés cuidando.

- Antes y después de comer.

- Después de ir al baño.

- Después de estar en contacto con la basura.

- Después de tocar animales y mascotas.

- Después de cambiar pañales.

- Cuando tengamos las manos visiblemente sucias.

Recuerda que, si no tienes agua y jabón a la mano, puedes emplear alcohol en gel como medida temporal, pues funciona como un complemento del lavado de manos.

Tú también únete a la campaña “Lávate las manos: defiéndete de las enfermedades” de Instant Clean y RPP y evitemos juntos la propagación del coronavirus COVID-19 en el Perú.