Foto: Andina
El comandante general del Ejército, Otto Guibovich, aseguró que cualquier acto de indisciplina en los cuarteles militares son hechos aislados, por lo que garantizó una exhaustiva investigación para sancionar a los responsables.

"Son hechos aislados y no una costumbre en el Ejército (…) Hay que estar vigilantes y tenemos que sancionar de acuerdo a las normas vigentes (…)", señaló en declaraciones a Andina.

Al referirse a los actos de indisciplina en cuarteles del Ejército dados a conocer por los medios de comunicación, Guibovich reafirmó que se está realizando una exhaustiva investigación para sancionar a los responsables y evitar que hechos similares vuelvan a ocurrir en cualquier instalación militar.

Respecto a la denuncia de colocación de cámaras de video en ambientes privados, el alto oficial del Ejército informó que se ha remitido una carta a la persona afectada, pidiéndole las disculpas que la gravedad del caso amerita.

Indicó que en dicha carta, se garantiza que este hecho será investigado hasta las últimas consecuencias.
No obstante, aclaró que la asistencia a un cuartel militar de un personaje vinculado al espectáculo tenía como única finalidad realizar un reportaje sobre el trabajo militar para un programa familiar.

Asimismo, sobre la divulgación de fotos de cadetes mujeres, informó que la investigación está en curso.

Guibovich hizo también una invocación para tratar con objetividad estos temas, pues, desde su punto de vista, el Ejército es una muestra representativa de la sociedad y, por ello, algunos hechos que se producen en la vida civil, pueden repetirse en el ámbito castrense.

"Quisiera que se entienda que el Ejército no es tan diferente a la sociedad a la cual sirve. Somos una muestra representativa de lo sociedad y lo que pasa afuera también puede replicarse. Hay que ver con objetividad esto", agregó.

ANDINA