RPP/Referencial

Con la participación de los integrantes de la Comisión de Fiscalización del Congreso, el presidente del Lesgislativo, Fredy Otárola; el vicecontralor de la República, Edgard Alarcón; y de los representantes de la Fiscalía de la Nación y de la Policía Nacional, se inició la audiencia pública descentralizada en el teatro del Centro Cultural de la Municipalidad Provincial de Huaraz (Áncash).

En esta jornada las autoridades recibirán las denuncias documentadas de los ciudadanos sobre los presuntos actos de corrupción cometidos en el Gobierno Regional de Áncash y en las municipalidades.

Poco antes de iniciarse la audiencia, Fiorela Nolasco Blas, hija del asesinado exconsejero regional Ezequiel Nolasco, acompañada de decenas de personas y con un fuerte resguardo policial, marchó desde el local de la Universidad Nacional Santiago Antúnez de Mayolo hasta el Centro Cultural.

La joven, quien viste un chaleco antibalas, dijo que a pesar de las amenazas que recibió, nada pudo evitar que viaje para participar en la audiencia. "El miedo se acabó. Dios está conmigo", dijo.

Respecto a las declaraciones de los hijos del detenido presidente regional, César Álvarez Aguilar, Nolasco expresó que los hijos no deben pagar las culpas de sus padres. “Si su padre es inocente que muestren pruebas, así como yo tengo pruebas de la corrupción”, sostuvo.

Cabe mencionar, que unos 400 efectivos policiales han cerrado todos los accesos a la Plaza de Armas de Huaraz, donde se ubica el local de la audiencia.

Lea más noticias de la región Áncash