Seis bomberos puneños que participaron en el rescate de la joven Rosario Ponce López y en la búsqueda de Ciro Castillo Rojo en el valle del Colca, en la provincia arequipeña de Caylloma, retornaron a la ciudad de Puno y dieron su testimonio del trabajo desplegado.

Visiblemente agotado tras 11 días de incesante búsqueda, José Benavente Zaga, delegado de la organización Bomberos Unidos sin Fronteras en Puno, contó que su compañero Miguel Chávez Zapana fue el primero en divisar a la joven universitaria desde una zona muy alta.

Según su breve testimonio ofrecido a la Agencia Andina, "Rosario estaba junto a un roca y un cactus, a punto de desfallecer" en la zona conocida como Peigh.

Recordó que los bomberos puneños, junto con sus similares de Arequipa, gritaban el nombre de ambos jóvenes y Rosario fue la única en responder al llamado.

El socorrista José Benavente Farfán, hijo del delegado de la organización Bomberos Unidos sin Fronteras, fue quien tuvo el primer contacto con Rosario. Dijo que se le notaba extraviada y lo primero que preguntó fue "¿Quién ganó las elecciones?”, para luego pronunciar palabras sin coherencia.

Los bomberos indicaron que la zona es muy agreste, sin embargo, no se pierden las esperanzas de  hallar con vida a Ciro Castillo Rojo.

El ministro del Interior, Miguel Hidalgo, anunció el pasado miércoles 13 de abril que Rosario Ponce López fue hallada con vida y en condiciones estables de salud.

La joven fue encontrada en las inmediaciones del cerro Fortaleza, al pie de la cordillera del Chila.

Patrullas mixtas integradas por miembros del Ejército Peruano y de la Policía Nacional continúan la búsqueda en el valle del Colca. En esta nueva fase de los trabajos, priorizan los precipicios y zonas de difícil acceso.