Unos 100 trabajadores han logrado ingresar a la plaza principal de Chiclayo y por diez minutos se apostados en el atrio de la catedral.

Ellos fueron retirados por la policía montada a caballo, quienes hicieron uso de gas pimienta.

Incluso los servidores públicos intentaron quemar un ataúd que llevaba la fotografía del presidente de la República, Ollanta Humala, y de la primera dama, Nadine Heredia.

En el ataúd se pudo leer la frase: "Nunca más volverán a gobernar".

En estos momentos, los trabajadores públicos permanecen en la plaza principal en rechazo a la aprobación de la Ley de Servicio Civil.

Cabe señalar que en total participan de estas movilizaciones unos 5 mil trabajadores.

Lea más noticias de la región Lambayeque