Cortes

El gerente de las tiendas Makro Trujillo, Gonzalo Guerrero, descartó que la tienda haya sido asaltada por un sujeto con aparentes desórdenes mentales que ingresó armado al local ubicado en la urbanización San Isidro.

A través de un comunicado, refiere que el sujeto en cuestión estuvo en la tienda un tiempo aproximado de 4 minutos, luego de los cuales se retiró repentinamente. “Al no estar seguros de que el arma fuera de fuego, se prefirió no realizar una intervención de manera directa”, sostiene el documento.

Asimismo, aclaró que no se produjo ningún daño material ni físico y que las condiciones en las que se encontraba el sujeto manifestaban que todo lo ocurrido fue producto de su aparente desequilibrio mental.

De otro lado, asegura que la tienda cuenta con personal de seguridad vestido con la indumentaria correspondiente y con otro grupo que tiene ropa de civil encargado de velar por la integridad de los vendedores y clientes.

Lea más noticias de la región La Libertad