En su décimo primer día de huelga, un grupo de trabajadores administrativos, técnicos y asistenciales del sector Salud tomaron por más de 40 minutos la Basílica Catedral de Trujillo, ubicándose al interior del recinto donde se realizaba un oficio religioso.

Efectivos de la Unidad de Servicios Especiales (USE) de la Policía Nacional ingresaron a la Catedral para invitar a los huelguistas a que abandonen el local, pero al no poder identificarlos entre los fieles, el desalojo fue frustrado.

Pasados 40 minutos, representantes de los trabajadores hicieron las coordinaciones con la Arquidiócesis de Trujillo, tras las cuales el vicario general Ronald La Barrera ingresó a la Catedral -que mantenía cerrada sus puertas principales bajo vigilancia policial- para invitarlos a salir y dialogar en el despacho arzobispal.

Luego del diálogo, La Barrera dijo que hará las gestiones ante las autoridades regionales para que no se atropellen los derechos de los trabajadores.

Minutos antes, los trabajadores nuevamente tomaron el lado Norte del bypass y obstaculizaron el tránsito vehicular durante su recorrido a la Plaza de Armas.

En tanto, la trabajadora Nelly Chacón Sagástegui reiteró el llamado a las autoridades gubernamentales para que se atienda el pedido de incremento de sueldo pues es el mismo desde hace 7 años, además de ser excluidos de la Ley de Servicio Servir.

Lea más noticias de la región La Libertad