Oscar S

El past decano del Colegio de Abogados de La Libertad, Manuel Montoya Hernández, manifestó en “Habla el Norte” de RPP Noticias, que tanto “Gringasho” como “Bacasha Junior” sicarios juveniles pueden salir en libertad en dos años gracias a que el Código del Niño y Adolescente establece una condena de no más de 6 años y el beneficio de un 1/3 de la pena dándoles un tratamiento suave pese a su prontuario.

Sin embargo precisó que cuando pertenecen a bandas delincuenciales y actúan por encargo no se puede aplicar de este criterio “no se puede confundir a menores que cometen delitos graves en asociación ilícita para delinquir pues esta ley es para hechos circunstanciales considerados infracciones” sentenció el experto en materia penal.

A juicio del abogado, si se trata de delitos graves se les debe juzgar como mayores distinguiendo la defensa del tejido social, la paz y seguridad de la sociedad y que en la situación que atravesamos las normas deben aplicarse con efecto retroactivo.

Montoya Hernández, detalló que no se necesita otra ley “solo una modificación, una enmienda en unos artículos puntuales, es fácil” insistió al punto de lamentar que el Poder Legislativo no se ponga a tono con las circunstancias manteniendo esta ley tras avance delictivo de menores de edad.

Finalmente, el abogado refirió que el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana es la llamada a dar políticas al resto del comité a nivel nacional con un trabajo coordinado, eficiente y rápido.

Lea más noticias de la región La Libertad