Victor Corcuera

La conservación de antiguos geoglifos en la quebrada Santo Domingo, distrito de Laredo, provincia de Trujillo (La Libertad), se encuentra en grave riesgo por el cultivo de frutales que afecta la zona arqueológica, según denunció la Asociación Peruana de Arte Rupestre (APAR).

"Esta situación pone en riesgo el material rupestre", manifestó Gori Echevarría, presidente de Apar,  detallando que son varios grupos de personas se han instalado en la zona arqueológica para usar dichos terrenos en la siembra de paltas, mangos y plátanos.

Además, los invasores agrícolas han delimitado las zonas cultivables y habilitado caminos con maquinaria pesada, dañando los talleres líticos, edificaciones, material cerámico en superficie y geoglifos, únicos en Perú y América.

Según un informe de la Dirección Regional de Cultura de La Libertad, hay al menos dos hectáreas cultivadas, varias chozas con material agrícola y  maquinaria pesada con la cual se abre una trocha carrozable dentro del área protegida.

Lea más noticias de La Libertad