Debido a la prohibición municipal de quemar muñecos, las calles de la ciudad de Trujillo (La Libertad), amanecieron completamente limpias luego de las celebraciones por el Año Nuevo. 

La población evitó realizar esta cábala para no pagar la multa de mil 800 nuevos soles. Además, saludaron la medida municipal que pretende evitar la contaminación ambiental.   

La ausencia de muñecos quemados no solo se registraron en las avenidas principales sino también en los barrios.

Lea más noticias de la región La Libertad