RPP

Tras el incidente donde unos pobladores le lanzaron tierra al presidente de la República, Ollanta Humala, en el distrito de Nuevo Chimbote (región Áncash), el gobernador regional, Waldo Ríos, descartó que dichas personas sean parte de una portátil de simpatizantes.

Contó que todo se inició cuando intentó subir al estrado oficial para saludar al presidente y a las autoridades presentes; sin embargo, la seguridad del mandatario le impidió subir.

"Lo que pasa es que yo me acerqué al estrado, su seguridad no me dejó pasar y alguien alzó la voz y dijo "déjenlo pasar" y así se sumaron más personas que reclamaban que pase", contó.

Indicó que él no había sido invitado al estrado oficial, pero al conocer de la presencia del presidente Humala quiso ofrecerle su saludo. 

De otro lado, señaló que el rechazo del mandatario lo tomará con tranquilidad y que seguirá insistiendo para que lo reciba en Palacio de Gobierno.

Lea más noticias de la región Áncash