Alcalde provincial de Caravelí, Arturo Montesinos Neyra, pide a los venezolanos que se vayan del pueblo. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Difusión

El asesinato de los empresarios pisqueros, Javier Navarro de la Fuente y Susana Méndez de Navarro, en la provincia arequipeña de Caravelí, sur de Lima, ha provocado la consternación de los vecinos y la reacción de sus autoridades. Los sospechosos del crimen son dos jóvenes venezolanos que trabajaban en el fundo De la Fuente. Ambos desaparecieron del lugar.

Una de las reacciones que ha provocado el crimen, es el pedido xenofóbico realizado por el alcalde provincial, Arturo Montesinos Neyra, en la plaza de Caravelí. Montesisnos, esta mañana, pidió que se vayan todos los ciudadanos venezolanos de Caravelí.

“Si quieren que vivamos en paz, venezolanos, retírense”, dijo durante la ceremonia de izamiento de la bandera a media asta por la muerte de los empresarios pisqueros.

Luego agregó: “Son unos malditos los que lo han hecho. No podemos ser tan crueles, yo les pido por favor, se los voy a pedir por favor, váyanse venezolanos de Caravelí, hoy mismo agarren sus cosas y váyanse”.

Los vecinos que se congregaron en la plaza principal, aplaudieron al alcalde y luego realizaron una movilización de rechazo a los ciudadanos venezolanos.

INVESTIGACIÓN

Según la información preliminar, los principales sospechosos del crimen son dos jóvenes venezolanos que fueron acogidos por la familia Navarro – Méndez.

El alcalde Montesinos Neyra, en diálogo telefónico con RPP, dijo que varios vecinos conocían a los jóvenes. Contó que se ganaron la confianza de los empresarios y hace unos cuatro meses que trabajaban en su fundo.

“El último jueves desaparecieron, y luego a través de sus cuentas de Facebook han compartido fotografías en diferentes ciudades del país rumbo al norte, por eso pedimos a las autoridades policiales que hagan los controles en la frontera para ubicarlos”, indicó Montesinos.

La mañana del martes, se encontraron los cuerpos de los empresarios. La mujer fue hallada atada de pies y manos en el baño de la vivienda, mientras que el cuerpo del esposo lo encontraron semienterrado en los terrenos del fundo. Tenía quemaduras en la cabeza.

La población de Caravelí realizará una vigilia a partir de las siete de la noche de hoy exigiendo a las autoridades esclarecer los hechos y brindar más seguridad a la población.

¿Qué opinas?