Comerciantes impidieron decomiso de productos prohibidos y los siguen vendiendo. | Fuente: RPP/Moisés Puma

Los comerciantes del mercado El Palomar en Arequioa impidieron que personal del Organismo Nacional de Sanidad Pesquera (Sanipes) y la Policía del Medio Ambiente incauten mariscos que, según las autoridades, están contaminados con Cadmio y su venta está prohibida.

Durante la intervención gritaron: “Pequeros unidos jamás serán vencidos” y arrojaron agua a los agentes para defender su mercadería.

“De un momento a otro vienen a decomisar el producto. Según ellos el choro está contaminado, pero me causa admiración que justo vengan en estas fechas y no antes”, dijo Walter Copara, secretario de disciplina del mercado.

Los comerciantes cuestionan que las autoridades no inmobilizaron los productos en los puertos y sí lo quieren hacer en los mercados cuando están listos para la venta.

“En ningún puerto hay un aviso que diga que el choro está contaminado y que está prohibida su extracción y comercialización. Yo vengo de Atico y el choro se está embarcando con normalidad hacia Arequipa y Lima”, aseguró Copara.

La alerta sanitaria de Sanipes está vigente desde enero, pero recién en Semana Santa tuvo mayor difusión. Los comerciantes se quejan de que esta situación les genera pérdidas superiores a los 5 mil soles.

Sanipes advierte que no se puede extraer ni comercializar mariscos como el erizo, choros, lapas, entre otros, porque están contaminados con metales pesados como el Cadmio.

Los controles se hacen cada quince días en las zonas de extracción y los resultados de las últimas semanas arrojaron que la contaminación continua en el litoral entre Ilo y Atico.

Advirtieron que la presencia de Cadmio supera los límites permisibles y es dañino para la salud. La alerta sanitaria es solo para moluscos y mariscos. Ninguna variedad de pescado está incluida y su venta y consumo es normal.