Después de 35 años, hermanos se reencontraron para recibir los restos óseos de su madre asesinada en Ayacucho

Los restos de Carmencita Casa Berrocal fueron encontrados en una fosa común en La Mar. Sus hijos la vieron por última vez en 1984, antes de que sea detenida presuntamente por militares.

Los hermanos Sánchez Casa tuvieron un emotivo reencuentro luego de estar separados por 35 años. La familia se reunió para recibir los restos óseos de su madre Carmencita Casa Berrocal, quien fue asesinada y enterrada en una fosa común en 1984, durante el conflicto armado interno, informó el Ministerio Público de Ayacucho.

La historia de estos hermanos se remonta a abril de 1984, cuando 14 pobladores de la Comunidad de Yerba Buena del distrito de Chungui, La Mar (Ayacucho) fueron detenidos presuntamente por militares. El grupo fue llevado al Anexo de Mollebamba donde fueron victimados con proyectiles de armas de fuego y enterrados en una fosa común. Entre las víctimas estaba Carmencita Casa.

La fiscal provincial Jhousy Aburto Garavito logró recuperar los restos óseos de las víctimas. Tras la identificación por parte del personal forense, se procedió a la entrega de los restos a sus familiares.

Los hermanos Manuel, Julián, Enrique y Juana Sánchez Casa llegaron a la sede del Ministerio Público de Ayacucho para participar en esta diligencia. De acuerdo a información de la Fiscalía, los hermanos quedaron desamparados tras la desaparición de su madre y posterior asesinato de su padre Juan Bautista Sánchez Oros. Los hermanos huyeron de Ayacucho sin que volvieran a saber uno del otro.

0 Comentarios
¿Qué opinas?