Producción lechera
El 15% de la producción lechera tuvo que ir al consumo local, a precio mínimo, informó la Gerencia de Agricultura.. | Fuente: Cortesía

La producción lechera en la región Cajamarca es una de las principales actividades económicas que se ha visto golpeada durante los casi cien días de confinamiento domiciliario, pues no pudo comercializar su principal derivado, el queso, en sus principales mercados como son Chiclayo, Trujillo y Lima.

El gerente regional de Agricultura, Juan Carlos Mondragón, señaló que el acopio de la producción lechera se incrementó en un 35% en los dos grandes compradores que son las empresas Gloria y Nestlé, mientras se estima que el 15% de la producción lechera tuvo que ir al consumo local, a precio mínimo.

La principal cuenca lechera de Cajamarca es Bambamarca donde se producen 400 toneladas de quesos semanales que no han podido comercializarse en sus principales mercados de Chiclayo, Trujillo y Lima, y solo ha regularizado la venta de casi 200 toneladas en el último mes, según datos de la Dirección Regional de Agricultura.

Preocupación por año seco

En las zonas productoras de leche, que son Celendín, Chota, San Pablo y San Marcos, se lograron sembrar 4 mil 200 hectáreas de pastos, y solo algunos ganaderos han logrado el ensilado.

Sin embargo, hay una amenaza de año seco hasta diciembre, por ello se va esperar la información oficial que proporcione el Servicio Nacional de Hidrología y Meteorología (Senamhi), precisó Mondragón.