El ministro del interior inspeccionó comisarías en Cajamarca. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Armando Chilón

El ministro del Interior, Carlos Basombrio, consideró que la ley debe empezar a imperar en el país, al expresar su rechazo a la agresión que sufrió un policía en la ciudad de Lima por parte de una empresaria y el secuestro de agentes del orden y fiscales en la selva del país.

“La ley es lo único que nos hace iguales. Tenemos que ser iguales, todos ante la ley, ricos y pobres”, señaló a RPP durante una visita de trabajo a la ciudad de Cajamarca.

Empresaria. Precisó que la agresión de Lisbeth del Carmen Obando Banchero a un efectivo de la Policía Nacional, ocurrida el miércoles último en el distrito de San Isidro, representa la existencia de una “cultura de violación a la ley” en el país.

El ministro dijo no entender por qué se vuelve a repetir una situación de este tipo teniendo en cuenta el caso de Silvana Buscaglia, quien fue condenada a 6 años y 8 meses de prisión por agredir a un agente del orden en el aeropuerto internacional Jorge Chávez; aunque después fue indultada.

Rioja. Calificó también de “intolerable” el secuestro de 16 policías, dos fiscales y 10 guardaparques por parte de ronderos de la provincias de Rioja, región San Martín, cuando realizaban un operativo para detener las actividades de la tala ilegal.

“Todos los casos de violación a la ley que se produzcan en el contexto de movilizaciones sociales, todos, los vamos a denunciar ante el Ministerio Público. La protesta social es legítima, pero nadie puede violar la ley”, opinó.

Fiscales. Basombrio indicó, además, que ha coordinado con el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, para encontrar una solución a la retención de embarcaciones con dos fiscales en la región Loreto por parte de comunidades nativas que hace 30 días acatan un paro por los constantes derrames de petróleo.

“Estamos viendo la forma de solucionar este caso que es complicado por lo lejano que es. Pero quiero decirle a la población que vamos a denunciar a esas personas también por secuestro agravado”, concluyó.