Pese a trabajos de prevención, autoridades hallaron que ríos se encuentran colmatados por comunidades cercanas. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Randy Mendoza

La Subgerencia de Defensa Civil del Gobierno Regional Junín, y la Contraloría General de la República, fiscalizaron e inspeccionaron los trabajos de descolmatación y encauzamiento de las zonas vulnerables ejecutados en la provincia de Chanchamayo.

Las autoridades inspeccionaron los trabajos realizados en los ríos Toro, Garu, Herrería y Reyther (Sector Bellavista) donde hallaron que los afluentes nuevamente se encuentran colmatados por la manipulación de los mismos pobladores.

El subgerente de Defensa Civil, José Vásquez Loaiza, indicó que la colmatación de los ríos pone en peligro a 300 familias que se encuentran asentadas en la zona.

Ante este hecho, el funcionario refirió que realizarán un trabajo de mantenimiento y limpieza, en los ríos Garu y Toro en los próximos 15 días, para recuperar la caja hidráulica (cauce).

A su turno, el Contralor Región Centro, Guillermo Uribe, refirió que la inspección se realizó con el objetivo de verificar, orientar y alertar los trabajos de las entidades, como medidas de prevención frente a desastres naturales.

Uribe, también verificó que el almacén de avanzada del Gobierno Regional en Chanchamayo no se encuentra abastecida, por ello, solicitó la entidad realice las compras para su almacén, en el tiempo adecuado.