Maximiliana Vásquez trabaja desde las tres de la mañana. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Ada Ramos

Es capaz de revisar, reparar y volver a colocar la  llanta de un automóvil en tan solo siete minutos. Maximiliana Vásquez Flores, de 44 años, es una mujer huancaína que sostiene a su familia a través de la reparación de llantas, desde hace 15 años, oficio que aprendió de su esposo.

Maximiliana y su esposo, Silvano Flores, atienden cada uno en su propio taller. Ambos son padres de dos jóvenes universitarios, Rosali y Jose Luis, de 18 y 22 años, respectivamente, a quienes educan con las ganancias de sus vulcanizadoras. A pesar de ser muy agotador, para ella, el trabajo que realiza no es complicado. Lo único malo es que su ropa termina sucia.

"Antes trabajábamos con mi esposo, mire cómo trabaja (él), he aprendido y me ha gustado el trabajo", contó a RPP, doña 'Maxi'. Su día arranca a las tres de la mañana y termina a las ocho de la noche. Trabaja de lunes a domingo. Aunque toma algunas horas del martes y miercoles para los quehaceres del hogar como por ejemplo, lavar la ropa.

Luego de atender a dos conductores en su negocio, ubicado en la avenida 9 de diciembre del distrito de Chilca, doña "Maxi" toma un par de palitos para tejer y una madeja color negro. "Estoy tejiendo su chalina para mis clientes, para regalarles en Navidad", señaló contenta. Para ella, el tiempo es oro y debe aprovecharlo de todas las formas posibles.

Esta imagen se viralizó en redes sociales. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Cortesía

La conocimos por esta imagen que rápidamente se viralizó en Facebook. Maximiliana colocaba la llanta de un patrullero, ella contó a RPP Noticias que los policías admiran de su trabajo. "Por eso, quizás me tomaron la foto". Hoy sus vecinos se acercaron para felicitarla. "AsÍ, 'champa uma' (despeinada), habré salido, ¿no?", le dijo a un joven que pasaba por el lugar y la reconoció.

El mensaje que esta madre deja para las mujeres es de superación. "Todo depende de uno... Cuando quieres trabajar, hay... Yo trabajo como varón, mi trabajo no es poco, es muy pesado", agregó Maximiliana Vásquez desde su taller.

Por Ada Ramos

Sepa más:
¿Qué opinas?