Intervenidos
Al ver la presencia de la Policía, los asistentes se colocaron las mascarillas. | Fuente: Cortesía

No importó que sea lunes, ni horario de inmovilización social obligatoria, más de 30 personas fueron intervenidas por la Policía Nacional cuando participaban de una fiesta privada en un local ubicado en el distrito de Trujillo.

Los agentes irrumpieron en la licorería Tabaco y Ron, ubicada en la cuadra 6 de la avenida América Sur, tras un llamado de los vecinos que escuchaban los gritos y ruido proveniente del local, en pleno toque de queda.

En la fiesta participaban en total 34 personas, entre hombres y mujeres. Todos compartían un espacio reducido con mesas y muebles, que no guardaban distancia uno del otro.

Sobre las mesas habían botellas de licor, que evidenciaban el momento de celebración, sin embargo, cuando la Policía intervino, todos se colocaron sus mascarillas.

Los intervenidos fueron trasladados a la comisaría La Noria, para los trámites de ley al violar las restricciones dictadas por el Gobierno Central para evitar el contagio por el nuevo coronavirus.