Carlos Balarezo
El jefe de Defensa Civil, Carlos Balarezo, reportó que existe un estado de vigilancia por la variabilidad que puedan tener las condiciones climatologías. | Fuente: RPP/Ruperto Arroyo

El jefe del instituto de Defensa Civil en Lambayeque, Carlos Balarezo, reportó que existe un estado de vigilancia por la variabilidad que puedan tener las condiciones meteorológicas, oceanográficas e hidrobiológicas del litoral norteño, las mismas que podrían ocasionar el fenómeno La Niña costera y poner en riego a la población.

Este fenómeno no implicaría lluvias intensas como las que provocó El Niño costero, pero existe el riesgo de que las zonas altoandinas sufran regulares precipitaciones, hecho que se podría sumar al déficit del recurso hídrico que ponga en desbalance los ingresos económicos por ganadería y agricultura, sostuvo Balarezo.

El funcionario refirió que este jueves 4 de enero se convocó a una reunión con los 38 alcaldes de Lambayeque, con el fin de presentar un plan de contingencia para saber cómo enfrentar las consecuencias de un fenómeno de esta magnitud. 

Se conoce que en un contexto de La Niña, las lluvias en la zona de costa disminuyen o escasean y genera mañanas frías y escaso brillo solar, pero este aspecto no debe ser tomado como algo absoluto, más aún cuando en el Perú existen antecedentes como el 2008, donde la temperatura del agua del mar calentó en febrero, en pleno contexto de La Niña y generó algunas lluvias que fueron moderadas.