Comerciantes del mercado modelo siguen incumpliendo medidas de bioseguridad.
Comerciantes del mercado modelo siguen incumpliendo medidas de bioseguridad. | Fuente: RPP Noticias

Decenas de comerciantes no usan mascarillas cuando atienden al público, así lo detectó la Fiscalía de Prevención del Delito de Chiclayo, región Lambayeque.

El operativo fue encabezado por la fiscal, Candita Llempén, y el gerente de Seguridad Ciudadana y Fiscalización, César Vílchez, en los alrededores y espacios principales de venta. Lo más grave fue detectar que los vendedores, sobre todo ambulantes, llegan con sus niños a vender y no les colocan mascarillas para su protección. Además, también concurren adultos mayores que no llevan equipos de protección para evitar el contagio y propagación de la COVID-19.

“Sabemos que el sistema médico está colapsado, entonces hay que evitar en lo posible dándoles las recomendaciones de prevención. Yo creo que en todos los lugares donde estamos ubicados, todo el perímetro del mercado Modelo (Balta, Arica, Cuglievan, Teatro), por todo lado hay gente que está incumpliendo las medidas, por lo tanto, tenemos que exigir el cumplimiento de esas medidas para poder evitar estos contagios”, expresó la representante del Ministerio Público.

A su turno el funcionario municipal dijo que se vienen cumpliendo con un proceso de reordenamiento para los vendedores ambulantes que colocan su mercadería en las veredas y a todos se les viene exhortando que usen las medidas de protección, para evitar un brote mayor, teniendo en cuenta que este lugar se convirtió en el mayor foco de contagio de la ciudad, durante la emergencia sanitaria.

A los comerciantes les queremos decir que no los vamos a desalojar. Al contrario, estamos reordenando y no queremos ningún tipo de enfrentamiento. No queremos aglomeraciones para evitar toda clase de contagios”, agregó.

Durante el recorrido también se pidió a los compradores evitar acudir al mercado con niños y cumplir con el distanciamiento social.

En el mercado modelo se estima que al interior venden sus productos tres mil comerciantes y en los alrededores otros cinco mil que ocupan la calle de manera informal. Las aglomeraciones se hacen más constantes en las tardes y los fines de semana.