También, facciones del Sutep estuvieron a punto de cogerse a golpes, buscando liderar la jornada. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Rosario Coronado

Con gases lacrimógenos, agentes de la Unidad de Servicios Especiales de la Policía Nacional dispersaron a un numeroso grupo de docentes cuando bloqueaban la carretera Chiclayo – Pimentel, altura de la sede del Gobierno Regional de Lambayeque.

Los manifestantes adoptaron la medida radical, luego de no lograr entablar diálogo con funcionarios de la referida entidad estatal y a quienes pretendían entregar de manera directa, un memorial conteniendo su pliego de reclamos, en el marco del paro de 24 horas que acatan.

Los uniformados instaron a los profesores a abandonar de manera pacífica la vía; sin embargo se resistieron y evitaron que los vehículos circularan. Ello motivó que fueran repelidos con bombas lacrimógenas y un tiro al aire.

Después de unos 15 minutos de enfrentamiento y luego que se frustrara la detención de varios de ellos, ya que hicieron frente a los policías, optaron por calmarse y seguir con sus protestas de manera pacífica.

Facciones. En la jornada se unieron dos facciones del Sutep; sin embargo cuando iniciaron su marcha en el parque Obrero y llegaron al gobierno regional, un grupo de sus afiliados estuvo a punto de cogerse a golpes, buscando liderar la jornada.

Disputas entre facciones, obligando intervención de PNP | Fuente: RPP/Rosario Coronado

Se desangra. Portando una cadena sobre su cuerpo, el dirigente del Sutep regional, Víctor Rivadeneira, se pinchó los brazos y desangró, exigiendo al Gobierno Nacional solución a su pliego de reclamos. Este radica en la postergación de la evaluación de desempeño docente para el 2018, aumento de salario para los contratados y auxiliares, el pago del 30% por preparación de clases, pago de la deuda social, nombramiento en todas las plazas orgánicas en orden de mérito y otros puntos.

Dirigente del Sutep | Fuente: RPP/Rosario Coronado
¿Qué opinas?