colectivos
Los colectivos formales aún no brindan el servicio | Fuente: RPP NOTICIAS | Fotógrafo: Cortesía

Vecinos de diversos distritos de la región Lambayeque expresaron su malestar por los excesivos precios de los pasajes que cobran los colectivos, que, además, no respetan los protocolos de salud para evitar los contagios del nuevo coronavirus.

En el distrito de Cayaltí, a 40 minutos de Chiclayo, los choferes cobran 15 soles por persona, y además transportan cuatro pasajeros como de costumbre, sin mantener la distancia social.

Los más afectados son el personal de salud y los trabajadores de supermercados, quienes a diario tienen que dirigirse a su centro de labores, pagando estos excesivos precios, lo cual afecta su economía.

Hacía el distrito de Pátapo, a 40 minutos de Chiclayo, los pasajes subieron de 4 a 10 soles; a Tumán, de 2.50 a 5 soles. En tanto, los pasajes a Reque subieron de 2 a 6 soles y a Ferreñafe de 2.50 a 10 soles.

Ante esta situación, el presidente de la Central de Colectivos de Lambayeque, Jorge Andonayre, aclaró que los colectivos formales no están trabajando, y que los precios excesivos son impuestos por los informales, que se aprovechan de la falta de control de las autoriades.

En Lambayeque, existen 56 empresas formales, que agrupan unas 4500 unidades y los choferes se están preparando para retomar sus labores, cumpliendo los protocolos de salud.

Andonayre afirmó que los colectivos formales solo subirán unos cuantos céntimos sus pasajes, ya que transportarán menos pasajeros.

Por su parte, el alcalde de Pátapo, Juan Guevara, dijo que no pueden ejecutar operativos por falta de personal policial y municipal, ya que están en cuarentena porque se contagiaron de la COVID-19.

Los colectivos que brindan servicio tratan de cumplir con los protocolos | Fuente: RPP NOTICIAS | Fotógrafo: Cortesía