Escenifican ritual ancestral muchik en el día de todos los santos

Lloronas, músicos con pututo y una misa en latín acompañaron ritual ancestral para recordar al último cacique Mochica, Santiago Caxusoli.
| Fuente: RPP | Fotógrafo: Henry Urpeque

Después de casi 100 años, el distrito Lambayecano de Morrope se colocó en lo más alto de la cultura religiosa y celebró un ancestral homenaje a los muertos con la ceremonia en honor a Santiago Caxusoli, considerado como el último cacique Mochica de la zona.

El ritual religioso se realizó en la capilla de las ánimas “La Ramada”, que fue el primer cementerio de Morrope y donde los pobladores de antaño rememoraban a sus difuntos todos los 02 de noviembre.

El municipio de Morrope, encabezado por su alcalde, Gustavo Cajusol, quiso recordar la manera exacta como se realizaba este rito y organizó junto a sus regidores y funcionarios un ritual ancestral al típico estilo Muchik, es decir con velas hechas de ceras de abeja, lloronas, músicos con pututos y una misa en latín.

El alcalde en esta ocasión considerado Kafar Morropense lideró la ceremonia y se dirigió a la tumba del ancestro Santiago Caxusoli, para rezar por su alma y recordarlo en medio de llantos y discursos en latín.

“Con esto se está revalorando a los ancestros, Santiago Caxusoli es un personaje que se cita desde la colonia, todos los Cajusol, son descendientes de él. Es importantes porque es una suerte de revalorar el patrimonio espiritual de un pueblo con tanta riqueza étnica y cultural” indicó el arqueólogo, Carlos Elera Arévalo.

El ritual atrajo la atención de cientos de turistas que llegaron para disfrutar de esta manera distinta de celebrar el día de todos los santos.

Al final se inauguró una sala de exposición donde se aprecia artesanía y vestimentas típicas del poblador de Morrope, que hasta ahora son usados por los pobladores.