El sistema hospitalario de la región está colapsado. | Fuente: Hospital Regional de Loreto

Los médicos Rafael García y Raúl Argumedo de Iquitos fallecieron este domingo, informó en RPP Noticias el vicedecano del Colegio Médico del Perú, Ciro Maguiña. García Dávila era neumólogo que trabajaba en el Hospital Regional de Loreto, mientras que Argumedo Castillo era médico psiquiatra en el hospital de Essalud de dicha región.

Según Maguiña, los fallecimientos de los médicos se produjeron por la falta de oxigeno para su tratamiento. “La situación es dramática en Iquitos”, dijo y pidió al ministro de Salud, Víctor Zamora, aumentar los esfuerzos para que no falte oxigeno para los pacientes de COVID-19. “Se debe usar instancias legales para hacer algo más por Loreto”, manifestó.

El doctor Percy Rojas, gerente de la Red Asistencial Loreto, informó que Argumedo falleció este domingo en la madrugada producto de una insuficiencia respiratoria grave, tras haber permanecido internado en el área de cuidados intermedios del Hospital III de Iquitos a consecuencia del nuevo coronavirus. 

El médico psiquiatra fue internado desde el último viernes en el Hospital III de Iquitos. 

¿Qué ocurre en Loreto?

El decano del Colegio Médico en Loreto, Dr. Luis Runciman, explicó en RPP que no solo faltan ventiladores mecánicos para las camas UCI, sino también balones de oxígeno, material médico básico para los pacientes de COVID-19 con problemas respiratorios.

Según Runciman, solo hay una empresa que provee de oxigeno para fines médicos en la región. La planta amplió su capacidad para producir oxígeno para 150 balones, sin embargo, lo que requieren es tener mínimo 600 balones de oxígeno por día.

“Por vía aérea no puede llegar oxígeno, porque no se permite el transporte en avión de balones llenos de oxigeno por norma. Solamente se puede hacer por carretera, pero no hay carreteras que lleguen a Iquitos, se podría hacer por vía fluvial. Ahí se generan demoras”, dijo.

“Teníamos capacidad inicial para siete camas UCI. Eso hace rato ya rebasó. Se amplió capacidad de camas UCI con ventiladores con otras nueve camas. Al tener pacientes en ventilación mecánica también se consume oxígeno: hasta seis balones de oxígeno por día”, detalló.

Runciman planteó que se podría reactivar la planta de oxigeno del Hospital Regional que no está en funcionamiento actualmente, aunque se necesitaría de capacidad técnica y de apoyo del Gobierno Regional y Nacional.

¿Qué opinas?